Instagram-para-negocios
LGCM

LGCM

Diferentes tipos de webs para diferentes tipos de negocio.

Diferentes tipos de webs para diferentes tipos de negocio.
12 / 100

Sitio web corporativo

La web más conocida. Se trata del clásico sitio corporativo. Son una serie de varias páginas cuyo objetivo principal de proporcionar información.  Es aconsejable para empresas, agencias y trabajadores autónomos.

Ya que su propósito primordial es la presentación del negocio con posibilidades de establecer contacto

Una web corporativa es la tarjeta de visita digital de tu empresa. También puede contener elementos dinámicos como un área de noticias o un blog, cuyo contenido se actualiza periódicamente. Los más extensos suelen integrar otros tipos de páginas web, como landing pages o micrositios, permitiendo que las empresas pueden perseguir diferentes objetivos con una sola presencia en Internet.

Porfolio

La web por excelencia para artistas y creativos. Se utiliza para la presentación de muestras de trabajo principalmente visuales

Las páginas web de los porfolios están optimizadas para presentar el trabajo visual de la manera más llamativa y atractiva posible. Este tipo de sitio web es ideal para diseñadores, fotógrafos o artistas. Sean o no sean freelance.

Blog/magazine

Ideal para bloggers, empresas, periodistas o influencers. Su propósito principal es la información o el entretenimiento.

Un blog se centra en el contenido editorial. Una de las principales diferencias entre los blogs y las revistas online son su página de inicio. Los blogs suelen tener una página de inicio estática, las páginas de inicio de las revistas online suelen parecerse a las clásicas revistas impresas.

El contenido actual y regular desempeña el papel principal. Mantener un blog es un proceso que lleva mucho tiempo. Piensa bien si puedes mantener tu blog por tu cuenta o si sería mejor encontrar un equipo de redactores. Si quieres que tu blog se convierta en una referencia para los lectores la publicación de los artículos debe ser periódica.

Micrositios

Un micrositio se diferencia de una página web de empresa principalmente en la complejidad. El micrositio se limita a unas pocas subpáginas o incluso únicamente a una página principal. Presenta un tema claramente definido o un nuevo producto concreto. Mientras que un sitio web tradicional presenta una gama más amplia de temas y servicios. Está pensado para empresas, autónomos, agencias…

Su diseño suele ser inusual ya que ponen un producto o tema en el centro de atención. Se basan en las posibilidades de interacción, las animaciones y la diversidad de recursos para crear una experiencia positiva para el usuario.

Landing pages

Su objetivo principal es la generación de leads potenciales o finalización de la compra. Es un tipo de página pensada para cualquier tipo de negocio.

Las páginas de destino también llamadas onepage son aquellas que informan al visitante sobre un producto específico, con el claro objetivo de motivarlo a tomar una cierta acción. Tiene un obvio carácter publicitario. No se utilizan subpáginas.

Se pretende que el usuario que consume el contenido esté dispuesto a pagar por un producto o servicio, o a introducir su dirección de correo electrónico. Estas páginas se suelen diseñar como parte de campañas de marketing online: los usuarios son redirigidos a la página al hacer clic en un anuncio en Google o de una red social.

Tienda online

Dirigidas a comercios o negocios que quieran vender sus productos o servicios online.

Un único producto o servicio se puede vender a través de páginas de destino, pero para varios productos se necesita un e-commerce.

Los productos y sus características se presentan en las tiendas online sin ningún tipo de problema. El menú de navegación debe ser claro para ayudar a los usuarios a encontrar un producto adecuado rápidamente. Puede integrarse contenido en forma de guías o artículos informativos pero el foco principal de atención sigue siendo el catálogo de productos. La implementación técnica de una tienda online es particularmente difícil porque incluye todo el proceso de pedido y pago. 

Aplicaciones web

Las aplicaciones web son el producto mismo. Ya sea para la gestión de proyectos, la administración financiera o la contabilidad de los gastos de viaje, cada vez más programas informáticos no requieren una descarga, sino que pueden utilizarse en el navegador como una aplicación web.

Es cierto que incluso una aplicación web necesita algunas páginas de un sitio web corporativo clásico para informar sobre las funciones, ventajas y precios, pero, a diferencia de una tarjeta de visita online, el usuario puede utilizar la herramienta después de registrarse.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email